LaJugadaFinancieraComienza mi segunda temporada de azulgrana y poco a poco me voy sintiendo mas cómodo e integrado en el club y en su manera de funcionar. A nivel interno empiezo a darme cuenta que la integración también pasa por mi manera de expresarme,en la forma de dirigirme a mis compañeros , entrenadores , directivos, etc.

Pasaba bastante tiempo con ellos en entrenamientos, partidos, viajes y al igual que te forman como deportista también te forman como persona y para mi era muy importante aprender a desenvolverme en ese ambiente con la mayor naturalidad y soltura posible, para eso era imprescindible que empezara a perfeccionar mi nivel de catalán.

Por aquel entonces se me daba bastante bien los idiomas y concretamente el catalán. Pero no me atrevía a hablarlo en público por miedo a equivocarme y a hacer el ridículo ante tan atentas miradas.

Dentro del grupo hice bastante amistad con un compañero, JC Hidalgo. Un futbolista todo terreno al que yo admiraba en la sombra por su capacidad de trabajo y potencial físico, que al llegar yo al equipo en seguida me tendió su mano.

El Barça me ayudó a coger soltura para hablar en catalán

Pensé que nadie mejor que él (que compartía habitación en los desplazamientos conmigo), para empezar a soltarme en mi nueva faceta catalano-parlante. Le propuse mi idea, que siempre que estuviéramos juntos hablaríamos en catalán, y que si cometía errores el me corrigiera incluyendo bromas claro está.

Recuerdo que en un desplazamiento a Mallorca, él me propuso a mi hablar en catalán con gente de la calle y podéis imaginar la que se lió, el cachondeo fue mayúsculo, pero yo ya era más atrevido en cuanto al tema de hablar catalán y ya no me suponía ningún problema.

También he de decir que había mas compañeros del club que se expresaban solo en castellano y no era ningún inconveniente para nadie. En mi club de origen, el anhelado CD Badia, nunca le dieron importancia al tema de hablar catalán ya que por aquel entonces, la gran mayoría de alumnos de aquella maravillosa escuela de fútbol, que tanto me enseño en mis primeros años como proyecto de futbolista, éramos de padres llegados de todas partes de España buscando un futuro mejor . Así que como podéis imaginar en aquella época lo más importante no era hablar catalán a pesar de su importancia como herramienta de integración .

En definitiva podría decir a boca llena y con orgullo, que gracias al Barça, al famoso entorn y a mi tozudez como alumno empecé a hablar en catalán en Can Barça.

Fuente : http://lajugadafinanciera.com/

Anuncios