La catedral, 100% fútbol.

LaJugadaFinanciera

LaJugadaFinancieraTras el pase a semifinales, los rivales eran de mayor entidad y el azar quiso que el Athletic club de Bilbao de AlKorta, Lobato, Urrutia, Garitano se cruzase en nuestro camino hacia la final de Logroño. La otra semifinal, Real Madrid contra Sevilla.

Otro de mis sueños se vería cumplido, jugar en San Mames. Un estadio de los de verdad, con historia, olor a césped mojado y un público entendido, con criterio futbolístico y que sabe apreciar el buen fútbol.

Ya la semana antes, preparando el partido, nuestra principal preocupación era como poder contrarrestar el juego físico y veloz de los bilbaínos que en su estadio eran difíciles de parar arropados por un público entregado y su gran manejo del juego en superficie mojada.

Camiseta FC Barcelona Semifinales en la Catedral Camiseta Athletic de Bilbao Semifinales en la Catedral

No quedaba otra que intentar tener la posesión el máximo tiempo posible y evitar sus contragolpes letales.En el viaje hacia Bilbao el ambiente era especial entre nosotros, conscientes de la entidad del rival. Nos alojamos en un céntrico hotel muy cerca del estadio. Recuerdo que era mi cumpleaños, cumplía 18 y en la cena me toco apagar las velas y hacer un pequeño discurso evidentemente relacionado con la eliminatoria de copa.

Después de cenar hicimos el tradicional paseo por las cercanías del hotel antes de ir a dormir y ya se podía apreciar el gran ambiente por las calles y la simpática antipatía hacia el club blaugrana recordándonos que saldríamos derrotados de allí.

El domingo 18 de mayo del 86 entramos en San Mamés para jugar el partido. Apenas había unos pocos espectadores, pero ya impresionaba. Salimos a ver el estado del césped para elegir el tipo de taco de las botas a utilizar. Ese día el once inicial fue, Abadal, Cristóbal, Herrera, Sergi, Cuadrat, Amor, Vera, Vilanova, García, Roura y Ramón.

A falta de media hora para el inicio salimos a calentar con una concentración total, nuestro míster nos daba indicaciones de lo anteriormente hablado en el vestuario ya con la perspectiva del terreno de juego. A mi concretamente me hablaba de la difícil tarea de marcar a un jugador todoterreno del Athletic llamado Ander Garitano, un portento físico con una zurda mas que aceptable, y que a decir verdad me daría mucho trabajo por su constancia e intensidad. Tendría que jugar muy atento y aprovechar mi punto fuerte, el toque, desplazamiento, posesión y desborde por banda.

Me gustaría describir lo mejor posible la sensación que tuve al enfilar las escaleras que daban salida al campo, impresionante, único, solo de volver a recordarlo me da la impresión de retroceder en el tiempo y estar de nuevo allí. 20.000 personas poblaban las gradas en un ambiente espectacular al grito incesable de ATHLETICCCCCCCCCCCCCCCCCCCC. Como para no salir motivado, era imposible no quedar prendado de aquel entorno futbolero y el escenario no podía ser otro mejor.

Su salida en tromba nos dejó bastante descolocados. No éramos capaces de manejar la situación ya que ellos mejor acostumbrados a la superficie mojada utilizaban todos los recursos legales para anticiparse en las acciones divididas con una eficacia asombrosa, dominando espacio y tiempo. Cada acción suya era coreada por unos seguidores entregados al juego vistoso y eficaz de sus cachorros. Minuto 20 de juego y ya habíamos encajado dos goles. Fue a partir de entonces cuando empezamos a tomar posesión del partido bajando las revoluciones del juego vasco y con un ritmo más sereno y dominante llegamos al descanso.

Después de la charla siempre pausada y tranquilizadora de Reixach en la que nos recordó una y otra vez nuestras virtudes como equipo, salimos dispuestos a darle un cambio a la difícil situación.

Minuto 4 de la reanudación, centro de García y Roura marca de cabeza el 2-1, pero al siguiente minuto en un penalti claro nos hacen el 3-1. <no había tiempo para lamentaciones seguimos a lo nuestro tomando la iniciativa en el juego cada vez con mayor incidencia sobre el rival.

Minuto 8, pase de Amor a García, que tras un regate bate al portero vasco. 3-2 la cosa tomaba otro color pensando ya en el partido de vuelta a pesar de que en el minuto 30 encajamos un cuarto gol. 4-2 fue el resultado final.

Crónica de Mundo Deportivo del partido de Copa del Rey en San Mamés

Resaltar el gran nivel de ese Athletic de Bilbao que sin duda demostró en este encuentro ser superior a nosotros y porque no, un posible candidato al título.

Una semana después el miniestadi decidiría el nombre de uno de los finalistas. En la otra semifinal el Real Madrid se imponía 0-2 al Sevilla, dejando casi sentenciada su presencia en Logroño.

Jugar en San Mamés, en la catedral, fue para mi, uno de los mejores recuerdos que tengo como jugador de fútbol, algo recomendable para sentirse futbolista 100% por su forma de vivir este deporte y su apoyo incondicional a su equipo.

Fuente : http://lajugadafinanciera.com/

Anuncios

Deje su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s