heart-1211340_640~1Hendrik Johannes Cruijff

25 Abril 1947

El Tulipán de oro nació y creció a 500 metros del campo del Ajax, su madre que trabajaba allí como limpiadora, consiguió convencer al entrenador para que le hicieran un hueco a su hijo. A los 12 años con la muerte de su padre, dejó los estudios y para contribuir con la economía familiar además de entrenar y jugar con las categorías inferiores, realizaba labores de mantenimiento en campo y vestuarios, donde estableció una gran relación con el cuidador del campo como si de un segundo padre se tratase.

A los 17 años debutó con el primer equipo, anotando en su debut. Durante los primeros años trabajó duro para hacerse con un hueco en el 11 mientras iba acumulando goles y títulos. Pero en tercer y cuarto año empezó a despuntar sobre los demás y además de ganar la liga, fue nombrado mejor jugador neerlandés.

Una lesión le mantuvo apartado durante unos meses de los terrenos de juego, mientras, otro jugador utilizó el ‘’9’’ que portaba Johan, lo que le hizo elegir el ‘’14’’ al recuperarse, el cual lució el resto de su carrera. En el Ajax empezó a llevar a cabo el concepto ‘’Futbol total’’, sistema en el que un jugador que se mueve fuera de su posición es sustituido por otro de su equipo, lo cual permite conservar la estructura táctica. Esto supone que cualquiera puede ser delantero, defensa o mediocentro.

El holandés se caracterizaba por ser técnico y veloz, pero lo que le hacía diferente al resto era su visión de juego e ingenio, que le permitía controlar la posición de todos sus compañeros durante los partidos. En aquella época no era común que un delantero cayese a banda o aprovechase su profundidad para engañar a sus marcadores.

Su rebeldía característica le hizo fichar por el Barcelona mientras Ajax y Real Madrid negociaban. Lo que le convirtió en el fichaje más caro de la historia en ese momento (60 millones de pesetas / 360.000€)

Con su llegada, el Barcelona volvió a ganar la Liga tras 14 años, los aficionados culés encantados con el fichaje lo apodaron ‘’el Flaco’’. También le llamaron ‘’el Holandés volador’’ tras un gol de espuela en el aire que le hizo al Atleti. Los siguientes años en el club tendría problemas con entrenadores y directivos, hasta que tomase la decisión de irse, pero quedándose marcado por estos años y por el club.

Pasó por Estados Unidos y el Levante en los años siguientes, sin llegar a ser el que había sido aunque dejando destellos de su calidad. A los 34 vuelve al Ajax, gana dos ligas más e inventó el penalti indirecto. Con la muerte del cuidador del campo, el cual consideraba como su segundo padre, bajo su nivel por lo que no le renovaron. A consecuencia de esto y de su rebeldía fichó por el máximo rival, logrando el doblete (liga y copa) además de ser nombrado mejor jugador de la liga. Una despedida a la altura de su trayectoria.

Jugó tan solo un mundial, el de Alemania’74, donde se les consideró ganadores pese a haber perdido frente a los anfitriones, y es que el fútbol expuesto era espectacular, denominado ‘’Fútbol total’’, donde Cruyff fue nombrado mejor jugador.

Esta fue su trayectoria como jugador, donde cabe destacar las 3 Copas de Europa que ganó con el Ajax (1971/1972/1973), 3 Balones de Oro (1971/1973/1974) y ser nombrado Mejor jugador europeo del siglo XX.

Al poco tiempo de jubilarse como jugador, decidió hacerse entrenador pero sin conseguir los títulos necesarios para dedicarse a ello, aunque esto no le impidió entrenar al Ajax, donde ganó tan solo dos copas.

La espina clavada que le quedó tras su paso por Barcelona y el buen recuerdo en los aficionados le hizo volver allí, aunque esta vez en los banquillos. Allí comenzó a mejorar el estilo que había conocido en el Ajax y donde él se había convertido en el máximo exponente. Se basaba en juego ofensivo y de control, para ello el equipo lo construía desde el medio campo con jugadores capaces de mover el balón rápidamente, ofrecer asistencias…

Con el Barcelona llevó la idea hasta tal punto que llegó a jugar 3-4-3, donde no había delantero referencia, sino que el juego se producía por las bandas e incorporándose los mediocentros que poblaban el medio campo, provocando que los defensores no supiesen a quien marcar.

Este tipo de fútbol provocaba muchas críticas por la gran cantidad de goles que encajaban pero se contrarrestaba con el fútbol ofensivo que ofrecía.

4 ligas y la primera Copa de Europa de la historia de los azulgranas, fueron sus éxitos como entrenador en el club catalán además de la implantación de una filosofía y un estilo de juego nuevo.

Guardiola en el 2009 tomó este concepto del fútbol y lo perfeccionó de tal manera que hizo brillar al Barcelona, logrando muchos títulos y estableciéndose como el rival a batir por todos los equipos. A consecuencia de esto, la Selección española, por la gran cantidad de jugadores culés, jugó con este estilo resultando campeones de Eurocopa Mundial Eurocopa.

El fútbol me ha dado todo en la vida, el tabaco casi se lo llevó todo.

24 Marzo 2016

¡¡Futbolísticos días amigos!!

Fuente : https://palabradeentrenador.wordpress.com/2016/03/28/capitulo-19-gracias-flaco/

Anuncios