Una historia en blanco y violeta.

sextoanillo

El 20 de junio de 1928, con la fusión de la Real Unión Deportiva y el Club Deportivo Español, comenzó la andadura del Real Valladolid Deportivo.

Desde entonces, muchas han sido las alegrías, decepciones, triunfos, derrotas, jugadores, entrenadores y directivos que han desfilado ante el paciente público vallisoletano en los 88 años de historia del club.

Los inicios

Los primeros partidos del conjunto pucelano, que ya desde sus inicios vestía con la elástica blanquivioleta, tuvieron lugar en el Campo de la Sociedad Taurina (junto a la Plaza de Toros). Desde su primer encuentro, que se saldó con victoria ante el Alavés (2-1), hasta las hazañas más sonadas; como la eliminación del poderoso Atlético de Madrid (1931) o el primer ascenso a 2ª División (1934).

Estos ilusionantes inicios tuvieron un destacado nombre propio en la figura de Don José Cantalapiedra, segundo presidente de la entidad después de Pedro Zuloaga, y figura sin la cual no se podría entender la existencia misma del club.

José Cantalapiedra (Foto: realvalladolid.es)
José Cantalapiedra (Foto: realvalladolid.es)

Esta Belle Epoque particular tuvo una abrupta ruptura, como en el resto de España, durante el desarrollo de la dramática Guerra Civil, que mantuvo en suspenso la mayoría de competiciones deportivas al igual que tuvo en vilo a toda la sociedad española.

El viejo estadio José Zorrilla

La llegada de los años 40 trajo consigo la realización del proyecto más ambicioso de Cantalapiedra: la construcción de un Stadium, moderno y funcional, que acogiera a la creciente afición al balompié que se estaba desarrollando en la ciudad del Pisuerga.

Viejo Estadio José Zorrilla (Foto: realvalladolid.es)
Viejo Estadio José Zorrilla (Foto: realvalladolid.es)

El 3 de noviembre de 1940, el estadio fue inaugurado con una victoria ante el Arenas de Guecho (4-1), aunque su inauguración oficial no se produciría hasta 1942, con una victoria ante la Cultural Leonesa (1-0).
Con el descenso a 3ª división y el fallecimiento de su gran mecenas, en 1944, se cerró la primera etapa del club.

La época dorada

En el año 1948, de la mano del mítico Helenio Herrera, el conjunto pucelano conseguiría su primer ascenso a la máxima categoría, siendo además el primer equipo que conseguía ascender de 3ª a 1ª de manera consecutiva.

En 1950 los castellanos tendrían la oportunidad de conseguir el primer título de su historia, pero caerían en la final de la Copa (entonces del Generalísimo) ante el potente Athletic Club de Bilbao de Gainza y Zarra, en la prórroga (4-1).

Equipo que disputo la final de 1950 ante el Athletic Club con Saso; Lesmes I, Babot, Lesmes II; Ortega, Lasala; Juanjo, Vaquero, Aldecoa, Revuelta y Coque. (Foto: realvalladolid.es)
Equipo que disputó la final de 1950 ante el Athletic Club con Saso; Lesmes I, Babot, Lesmes II; Ortega, Lasala; Juanjo, Vaquero, Aldecoa, Revuelta y Coque. (Foto: realvalladolid.es)

De aquella hornada de jugadores saldrían los míticos hermanos Lesmes (I y II), Saso, Coque, Ortega y Lasala. Precisamente Coque sería el primero en vestir la zamarra de la Selección Española, seguido por Lesmes I y Matito.

Tras la denominada década prodigiosa, los sesenta presentarían luces y sombras para el club de Zorrilla, dando lugar a la mejor clasificación de la historia del club, 4º puesto en el año 1964, y el descenso a 2ª división al año siguiente.

Durante esta época el conjunto blanquivioleta disfrutaría también de los goles de grandes delanteros como Badenes y Morollón, siendo este último el máximo goleador de la historia del club

Los años oscuros

Los años 70 supusieron una larga travesía en el desierto para los blanquivioleta, incapaces de abandonar la 2ª división, salvo para protagonizar el triste descenso a 3ª del la temporada 69/70. Aquella época supuso, no obstante, la oportunidad de ver aparecer a míticos jugadores salidos de la cantera, como Manolo Llacer o Cardeñosa. La década concluiría con el ascenso a 1ª divisón en 1980 y daría paso a una nueva era.

El mítico (no) gol de Cardeñosa ante Brasil (Foto: besoccer.com)
El mítico (no) gol de Cardeñosa ante Brasil (Foto: futboldeprimera.es)

Los felices 80

El club se asentó en la máxima categoría del fútbol español en aquella década y vivió su segundo y último traslado. Tras más de 40 años afincados en el Paseo de Zorrilla, el club se veía abocado a emigrar a las afueras de la ciudad, donde un nuevo recinto iba a ser construido con motivo del Mundial 82. El 20 de febrero de 1982 era inaugurado el Nuevo Estadio José Zorrilla, con victoria ante el Athletic Club de Bilbao (1-0), gracias a un gol de Gail.

El Nuevo Estadio José Zorrilla, recién construido. (Foto: realvalladolid.es)
El Nuevo Estadio José Zorrilla, recién construido. (Foto: realvalladolid.es)

En 1984 el Real Valladolid conseguiría su primer y único título hasta la fecha, venciendo al Altlético de Madrid en la final de la extinta Copa de la Liga. El conjunto pucelano se impuso a los madrileños por 3-0 en Zorrilla tras haber cosechado un empate sin goles en el Vicente Calderón. Esta victoria supuso la primera participación en competición europea para los pucelanos, algo que se volvería a repetir poco tiempo después.

Pepé Moré levanta la Copa de la Liga ganada en 1984 (Foto: realvalladolid.es)
Pepé Moré levanta la Copa de la Liga ganada en 1984 (Foto: realvalladolid.es)

Tras asumir la presidencia Gonzalo Alonso, llegaría como entrenador Vicente Cantatore. El chileno conseguiría en esta primera etapa, disputar la final de la Copa del Rey en 1989, con derrota por 1-0 ante el Real Madrid, además de situar al equipo cerca de la parte noble de la clasificación.

Durante esta década la parroquia pucelana disfrutaría viendo con la camiseta albivioleta a grandes jugadores como Eusebio, Juan Carlos, Fernando Hierro o Gabi Moya.

Los convulsos 90

Esta década estaría marcada por la desigual trayectoria de Pacho Maturana en el banquillo blanquivioleta, al que llegaría junto al jugador Leonel Álvarez, y a los que seguirían Higuita y Valderrama al año siguiente. El Valladolid de los colombianos no llegaría a funcionar y se vería abocado al descenso de categoría.

Maturana, Valderrama, Higuita y Leonel Álvarez en su etapa en el Real Valladolid (Foto: besoccer.com)
Maturana, Valderrama, Higuita y Leonel Álvarez en su etapa en el Real Valladolid (Foto: besoccer.com)

La conversión en sociedad anónima y la compra por parte de Marcos Fernández desembocarían en una nueva época dorada en el club, aunque los inicios serían complicados. Con dos descensos, la liga de 22 y, finalmente, el afianzamiento del club en 1ª, con la segunda llegada de Cantatore al banquillo, tras el efímero paso por el mismo de Rafa Benítez.

Durante esta época destacarían jugadores como Caminero, Amavisca, Víctor Fernández o Peternac, y el club regresaría, por última vez, a las competiciones europeas.

Alen Peternac, máximo goleador del Real Valladolid en Primera División (Foto: El Norte de Castilla)
Alen Peternac, máximo goleador del Real Valladolid en Primera División (Foto: El Norte de Castilla)

El siglo XXI

Tras la muerte de Marcos Fernández y la posterior venta del club, éste acumularía una importante deuda por parte de los nuevos dueños y, tras un nuevo descenso de categoría (2004) su existencia empezaría a correr serio peligro.

La llegada de José Luis Mendilibar fue un soplo de aire fresco, suponiendo la vuelta a la élite en 2007, tras una temporada en la que se superarían casi todos los récords de la 2ª división. Su controvertida destitución en 2009 y un nuevo descenso, confirmaban la irregularidad del club en lo deportivo y en lo institucional y, a pesar de la exitosa llegada de Miroslav Djukic y su ascenso en 2012, el club no terminaría de asentarse en la élite y volvería a dar con sus huesos el la división de plata, categoría en la que la que permanecerá la próxima temporada.

Jose Luis Mendilibar, artífice del ascenso de los records y tremendamente querido por la afición pucelana (Foto: Diario de Valladolid)
Jose Luis Mendilibar, artífice del ascenso de los records y tremendamente querido por la afición pucelana (Foto: Diario de Valladolid)

En este siglo los aficionados pucelanos han vibrado con el juego de Joseba Llorente, Javi Guerra, Tote, Rodrigo e incluso han sido testigos de la llegada del primer futbolista japonés de la historia de la liga española, Shoji Jo, aunque el espectáculo distara mucho de los mejores momentos de la historia del club.

Resulta imposible resumir toda la historia y el apego de la ciudad a unos colores, formando parte de la personalidad y la historia pucelana. Pero si algo es seguro es que el Real Valladolid y Pucela han ido siempre de la mano, gracias a una afición estoica como pocas, capaz de acudir con una sonrisa al Estadio de la Pulmonía, con la esperanza de ver momentos únicos como la chilena de Goyo Fonseca o la rabona de Tote, como premio a su fiel constancia.

La afción del Real Valladolid abarrotando la Plaza Mayor clebrando el último ascenso (Foto: sportspucela.wordpress.com)
La afción del Real Valladolid abarrotando la Plaza Mayor celebrando el último ascenso (Foto: sportspucela.wordpress.com)

Sigan @Elnumero11 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en Instagram: sextoanillo.

Escrito por Igor

Fuente : http://www.sextoanillo.com/index.php/2016/06/21/una-historia-en-blanco-y-violeta/

Anuncios

Deje su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s