Incidentes como la reciente agresión a un árbitro en un partido de Primera Regional, hacen saltar todas las alarmas en el mundo del fútbol

Comunicados de condena, redes sociales que echan humo, medios de comunicación que repiten hasta la saciedad el incidente….

Todos nos mostramos consternados, y hacemos nuestro retwit condenando la violencia

Todos.

Clubs, jugadores, padres, árbitros, directivos…

Todos

Lamentablemente es un tema que pasado mañana habremos olvidado

Llegara la próxima jornada, y en nada cambiaran los comportamientos que partido a partido se ven en los campos de fútbol

Quizás no haya  agresiones físicas, pero a buen seguro habrá insultos y violencia verbal y psicológica hacia los árbitros la próxima jornada

Gritos de “arbiii..eres muy tonto”, “sinvergüenza..”,”hijo de …”, camparán a sus anchas por los campos de fútbol aragoneses la próxima jornada

Y ese es el problema: que condenamos y ponemos el grito en el cielo ante una agresión física, sin entender que lo que hay que desterrar de los campos de futbol es LA VIOLENCIA EN GENERAL, y no solo las agresiones que acaban saliendo en TV, porque la línea que separa uno y otro tipo de violencia es tan fina, que como ya ha ocurrido en 7 ocasiones en Aragón éste año, muchas veces termina en hechos tan repugnantes como el del domingo

¿No tiene solución esta dinámica de falta de respeto y violencia verbal en el fútbol base?

Sí que la tiene

Pero nadie quiere ponerle el cascabel al gato

La solución pasa por expulsar de los campos de fútbol a quien no cumpla unas mínimas normas de educación y respecto

Porque exista cada jornada en cada club, la figura de un DELEGADO DE CAMPO que invite a abandonar las instalaciones a aquellas personas que insulten y falten al respeto a jugadores o árbitros

Que caso de que esas personas no acepten dicha invitación a abandonar las instalaciones, se llame a la Fuerza Pública para que les haga abandonarlas

Que los árbitros sean lo suficientemente valientes, para parar un partido, buscar al Delegado de Campo, y solicitarle que las personas que le están insultando, sean expulsadas del recinto, y no reanudar el juego hasta que se hayan marchado

Que si a  un padre del club que sea se le tiene que invitar a abandonar el recinto por estos hechos, el propio club donde juega su hijo, le aperciba por ello ,indicándole que si esa situación vuelve a repetirse ,se le prohibirá el acceso a las instalaciones del Club de forma permanente e indefinida

Cuando los medios de comunicación publiquemos tres veces que el Club Tal ha prohibido el acceso a sus instalaciones a un padre por este motivo….la gente se lo pensara muy mucho en las gradas antes de insultar y generar violencia

Cuando se paren 8  partidos una jornada a instancias del colegiado, hasta que no se desaloje a los que insultan y faltan al respeto ,y los medios le demos cumplida cobertura a este hecho, la gente nos lo pensaremos dos veces antes de llamar “hijo de .. ” a un árbitro

¿No se va a poder protestar cuando voy a ver el partido de mi hijo?

Sí, claro que sí

Pero sin insultar ni generar violencia

Es difícil entender el error arbitral , y ser respetuoso con el colegiado, y más difícil aún ver el “pasotismo” y falta de ganas de más de un trencilla, que parece que sólo se ha metido en esto para sacarse unas perras cada fin de semana

Pero ese es un tema aparte, que no justifica para nada la violencia hacia los árbitros

Se puede protestar sin que nuestros hijos pequeños vean como normal que desde la grada insulten y le digan de todo al árbitro de su partido

Sin que se permita que algunos de sus entrenadores insulten a los árbitros, o tengan conductas violentas en los partidos delante de los niños, sin que ello acarree, que esos entrenadores puedan ser muchas cosas, pero nunca educadores de pequeños futbolistas, y que con esas actitudes, no tienen sitio en ningún club, aunque haya logrado dos ligas y tres ascensos

Cuando un jugador es expulsado y le sancionan con tres partidos por insultos al contrario, a los árbitros o a la grada, o por otras acciones violentas, que su propio club le sancione con otros tres, y a la segunda vez que ocurra, a la calle

Aunque meta tres goles cada partido

Es difícil tomar estas decisiones, y más cuando vemos como se ensalza a la categoría de “héroes” a futbolistas profesionales, ídolos y espejos donde se miran nuestros hijos,  que no siempre tienen un comportamiento de respeto y educación en el campo.

Eso no podemos cambiarlo

Pero si podemos actuar en el fútbol de base y formativo

Hagámoslo. Cambiemos las cosas

Esa es la solución a éste grave problema

Actuar

Está en nuestras manos

Pero….

Quien debe ponerle el cascabel al gato?

Todos los que estamos en el fútbol base, pero sobre todo Federación y los Clubs

Son la Federación y los Clubs los que se deben poner de acuerdo en cumplir, y hacer cumplir éstas o similares directrices

Quien tiene la posibilidad de erradicar estas actitudes, tiene la obligación ética y moral de hacerlo

El 99% de los padres, estaremos de acuerdo

El que no…Quizá no tiene cabida en esto del fútbol base

Solucionar éste grave problema sólo necesita voluntad y valentía

VALENTIA de que un colegiado pare un partido tantas veces como haga falta para que se expulse a los que insultan y generan violencia

VALENTIA para que los Clubs echen de las instalaciones, y si es el caso del propio Club a quienes generen situaciones de violencia, sea física o verbal, demostrando así que priorizan la formación de los chavales como personas a los resultados deportivos

VALENTIA  de los padres y aficionados que nos callamos cuando a nuestro lado alguien, sea o no de nuestro equipo, insulta y genera violencia

Desde SOLOFUTBOLBASE, apoyaremos, daremos difusión y promoveremos tantas acciones como se realicen para luchar contra ésta lacra que es la violencia en el fútbol base

Las cosas pueden cambiar.

Pero no cambiarán solas

 

Redacción de SOLOFUTBOLBASE


Fuente : http://www.solofutbolbase.es/no-la-violencia-cambiar-las-cosas-posible/

Anuncios