Las medidas adoptadas por la Federación China no han impedido que el fútbol se convierta en una burbuja con un final incierto.

En los últimos meses el organismo rector del fútbol en China ha adoptado medidas para limitar el gasto desorbitado. La más reciente ha sido impedir que los clubs con pérdidas puedan gastar más de 45 millones de yuanes (5,9 millones de euros) en contrataciones de extranjeros.

Antes, se buscó poner freno al fichaje de extranjeros aprobando el pago de un impuesto equivalente al 100% del valor del traspaso. Sin ovidar la reducción del número total de extranjeros por partido a un total de 3.

Pero todo ello no ha sido suficiente. La Confederación Asiática (AFC) y la Federación China han hecho público que 13 de los 16 clubes de la SuperLiga “podrían ser excluidos de la temporada por no estar al día con sus jugadores”. El total de equipos acusados de impagos es de 18, siendo 5 de la segunda división.

“Estos clubes necesitan urgentemente pagar sus deudas, antes mismo de intentar enviar pruebas o recursos a la Federación China. Los que no logren arreglar este problema hasta el plazo estipulado, el 15 de agosto, podrán ser excluidos de sus ligas profesionales en 2018. Según las directrices de los estatutos de la AFC”, explica el comunicado.

Entre los clubes afectados se encuentran el Shanghai Shenhua, el Guangzhou Evergrande, el Shanghai SIPG, el Jiangsu Suning o el Hebei China Fortune. En todos ellos juegan grandes estrellas con salarios desorbitados, como Carlos Tévez (Shanghai Shenhua), Paulinho, objeto de deseo del FC Barcelona, y Jackson Martínez (Guangzhou Evergrande), Ramires (Jiangsu Suning), Hulk y Oscar (Shanghai SIPG) o Lavezzi (Habei China Fortune). Quienes podrían forzar una salida debido a los problemas en sus clubes en condiciones más ventajosas.

© Fotografías Impagos Fútbol China | Guangzhou Evergrande

 

 

Fuente : http://lajugadafinanciera.com/impagos-futbol-china-2017/

Anuncios