Opinión Rayo 2017/18: ¿Un proyecto ilusionante?

timejust

El Rayo afronta la recta final de la pretemporada. Aunque puedan parecer bastante decepcionantes tanto los resultados de los encuentros amistosos como el juego desarrollado por el conjunto dirigido por Míchel, parece demasiado pronto para preocuparse ya que el equipo está en plena construcción y aún hace falta reforzar algunas posiciones clave, aún hay mucho que mejorar

Es difícil sacar conclusiones de las “pachangas” de verano, cuando los equipos de fútbol todavía no están preparados para el inicio de la nueva campaña, más aún con un recuerdo vivo del año pasado. Justo después de bajar a la Segunda División, el Rayo, dirigido entonces por el que le había devuelto a Primera unas temporadas antes para después lograr la permanencia, José Ramón Sandoval, hizo una pretemporada espectacular que le invitó a su afición a soñar con el ascenso. Sin embargo, el cuadro vallecano, a priori uno de los favoritos a subir, acabó peleando por la salvación. No obstante, esos partidos amistosos, aunque carecen de importancia, permiten que se noten los puntos fuertes y débiles de los equipos, para que los problemas se puedan arreglar antes del comienzo de la competición.

LO QUE ILUSIONA…

La dupla Míchel – Cobeño.

Por fin se ha apostado por la gente de casa. Tras haber logrado la salvación el curso pasado, Míchel continúa al frente del primer equipo de la entidad vallecana, mientras que el que fuera portero rayista hace unas temporadas este verano reemplazó a Ramón Planes en el puesto del director deportivo. Se conocen desde hace años y se entienden perfectamente, lo que aumenta la probabilidad de que los fichajes de Cobeño sean compatibles tanto con las necesidades del equipo como con su estilo de juego. Cabe recordar que, según el propio Óscar Trejo, su decisión de volver al Rayo es también mérito de Cobeño. Fue el director deportivo el que le convenció al mediapunta argentino, con el que había coincidido en el vestuario en la campaña 2010/11, a regresar a Vallecas. “Buenrollismo”, pero, sobre todo, rayismo.

Gente comprometida.

La entrega y la actitud debe ser la base de un equipo de Segunda que quiere pelear por algo más que mantener la categoría. Es más, fue la falta de compromiso el mayor problema del Rayo antes de la llegada de Míchel al banquillo. Es la entrega el factor que le hace a la afición de un equipo humilde como el Rayo, que no se puede permitir fichar a estrellas, idolatrar a un jugador. Los flamantes fichajes parecen sentir la Franja, como Trejo, quien rechazó ofertas de algunos equipos que van a jugar competición europea esta campaña para devolver al Rayo a Primera o Alberto García, quien durante su presentación aseguró identificarse con los valores del conjunto vallecano. Si se da el regreso de Chori Domínguez, quien hace unos días se ofreció a la entidad franjirroja, el argentino será el siguiente futbolista contratado durante este mercado veraniego cuyo compromiso seguramente no va a dejar lugar a dudas.

La portería.

La primera incorporación del Rayo este verano ha sido el guardameta Alberto García, cedido por el Getafe (con opción de compra obligatoria en el caso del ascenso). Ha cuajado muy buenas actuaciones en lo que va de la pretemporada, mostrándose muy seguro bajo palos. Su fichaje parece un gran acierto de Cobeño, por lo cual ya no asusta tanto la poca probabilidad de que vuelva Gazzaniga, quien se ganó la afición rayista en el tramo final de la temporada pasada tanto por su rendimiento como por su entrega. Además, todavía no se sabe cuándo se podrá contar con Toño, quien aún se está recuperando de su gravísima lesión.

La posición de mediapunta, por fin cubierta.

Ante la incorporación de Óscar Trejo, quien parece ser el que va a tirar del carro esta temporada, siendo uno de los jugadores con más calidad de toda la plantilla rayista, y la presencia de Santi Comesaña, fichado el verano pasado, quien no contaba mucho ni para Sandoval ni para Baraja, pero aprovechó sus oportunidades en el tramo final de la temporada ya con Míchel en el mando, me atrevería a decir que esta posición está bien cubierta por primera vez en dos años. Contando también a Unai López, a priori mediocentro, y al canterano Joni Montiel, quien esta campaña puede tener más minutos en el primer equipo, hay un total de cuatro futbolistas que pueden jugar en esa demarcación. Chori Domínguez, si se haga realidad su regreso, sería el quinto. Lo más importante es que no es sólo cantidad, es sobre todo calidad.

…Y LO QUE PREOCUPA

Falta de gol.

Ahora mismo la delantera parece la posición clave que más necesita refuerzos, ya que el mayor problema que está padeciendo este Rayo es la falta de gol. Sin Manucho ni Miku, el único delantero centro de la primera plantilla del conjunto vallecano a día de hoy es Javi Guerra, cuyo rendimiento y actitud la temporada pasada dejó mucho que desear. Además, los mediapuntas mencionados son más organizadores que goleadores, por lo que se supone que estarán encargados de elaborar jugadas y dar el último pase que tendrá que aprovechar un nueve. Por eso hay que fichar a un atacante con urgencia. Será imposible conseguir objetivos sin marcar goles.

Fallos defensivos.

Está claro que tras las marchas de Zé Castro y Pablo Íñiguez todavía hacen falta al menos dos refuerzos de la zaga rayista. Por el momento, los únicos centrales de la primera plantilla son los veteranos Antonio Amaya y „Chechu” Dorado, lo que le ha obligado a Míchel a tirar de cantera en lo que va de pretemporada. No obstante, se podría decir que los errores defensivos son „marca Rayo”. El Rayo sigue cometiendo los mismos fallos de siempre, esos errores que no ha conseguido corregir durante los últimos años. Es vital fichar a dos centrales de calidad y con proyección, para que la juventud se mezcle con la experiencia de Amaya y Dorado, y un lateral izquierdo para suplir la inminente baja de Razvan Rat, quien no cuenta para el Rayo y se le busca salida.

Resultados…

…o, mejor dicho, la manera de conseguirlos. Durante la pretemporada no preocupa la incapacidad de ganar a un Segunda B en sí. Lo que sí preocupa, y mucho, es que desde el principio del partido ante un Segunda B, el Rayo parece totalmente impotente en el ataque, sin crear peligro de cara a la portería rival. Es más, deja a los adversarios elaborar tantas jugadas que no se nota que vienen de una categoría más baja. En el encuentro frente al Extremadura, empatado a cero, fue el conjunto de Almendralejo el dominador del partido que estuvo más cerca de anotar el tanto de la victoria.

Pese a algunos fichajes que invitan al optimismo, a día de hoy es demasiado pronto para que la afición rayista se ilusiones demasiado y sueñe con el ascenso. Tanto hasta el final del mercado como durante la temporada puede pasar de todo. No se debe tampoco infravalorar a este equipo y condenarle a la lucha por la salvación sólo por los resultados de los amistosos de pretemporada. Al principio el Rayo no parece estar entre los favoritos al ascenso, pero eso no significa nada. El tiempo dirá cuál será el objetivo esta campaña.

 

Fuente : http://timejust.es/deportes/futbol-masculino/liga-123/rayo-vallecano/opinion-rayo-201718-proyecto-ilusionante/

Anuncios

Deje su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s